Con este blog se pretende tener un contacto sincero con Dios y los hermanos. Daros puntos de reflexión, oración e información. Un vehículo humilde de extensión de nuestra fe, a la vez que un modo de conocernos mejor y acercar nuestras parroquias a vuestros hogares, a vuestra vida. Este blog interparroquial está abierto a todos vosotros, con el único fin de crecer en el seguimiento de Jesús.

CSS Drop Down Menu by PureCSSMenu.com

ENTRADAS



El Santo Cristo del Cegato. Parroquia de San Andrés Apóstol.

De las imágenes que nos ilustran el misterio de la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor, sin lugar a dudas la del crucificado, no sólo es la más representada dentro de la plástica, sino que además es la más persuasiva y evocadora dentro de la llamada religiosidad popular, ya que despierta a quien contempla el cuerpo de Cristo lacerado y atravesado por clavos, un sentimiento de caridad y solidaridad que emanan del mismo mandamiento del amor. Es en la imagen del crucificado donde se encuentra una enseñanza permanente para aprender y dar respuestas a grandes interrogantes, como ¿qué sentido tiene la vida y la muerte? y ¿el sufrimiento o la alegría? La imagen del crucificado irradia esperanza, enseñado a confiar porque se cree. Es, en esta visión teológica donde radica su éxito como imagen, calando de manera profunda en la piedad popular, reforzándose más aún si cabe, por las características inherentes a la representación del tema iconográfico; el tratamiento de la desnudez, la agonía y la muerte en contraposición con la trascendencia salvadora manifiesta en la perfección, belleza y serenidad. Sin lugar a dudas, la manifestación plástica del crucificado, es un referente en los cambios de época y estilo dentro del arte cristiano.
La Parroquia de San Andrés Apóstol, en el populoso barrio costero de su nombre, en la ciudad capitalina de Santa Cruz de Tenerife, conserva una singular imagen del crucificado que, en este 2018 pregona la Semana Santa de la ciudad. Esta imagen del Cristo Crucificado llamado popularmente del “Cegato”, viene a sustituir a otro anterior que, de menor tamaño y datado en el siglo XVII, aún se conserva procesionando como Cristo Difunto en las celebraciones del Viernes Santo. La imagen del Cristo, de tamaño natural, ejecutada en madera de frutal (naranjo), fue realizado y policromado por el ebanista y carpintero D. Francisco Marrero Gabrili, feligrés de la parroquia de San Andrés y vecino de la calle Sacramento, en el año 1882. El sobrenombre del “Cegato” con el que se ha intitulado a esta imagen del crucificado, viene dado por el déficit de visión que padecía el autor de la imagen, considerándose por otro lado la hechura del mismo como un hecho milagroso, dadas las circunstancias. De correcta anatomía, el cuerpo se muestra algo rígido, la cabeza inclinada hacia la derecha descansa sobre el pecho, el rostro, aunque de facciones duras, irradia serenidad, presenta barba en collar. El paño de pureza, realizado con telas encoladas cubre las caderas, anudándose a su lado derecho. En la policromía de tono oscuro destacan los elementos sangrantes. Bajo los pies, en un pequeño relicario atornillado a la cruz, se encuentra la puntilla con la que fue realizada la imagen y la cartela que hace referencia a este hecho: ESTE CRUCIFIJO FUE ESCULTURADO CON ESTA PUNTILLA POR D. FRANCISCO MARRERO GABRILI Y PINTADO Y REGALADO POR EL MISMO AUTOR/Año 1882. La escultura desde un principio fue colocada en el baptisterio hasta que, en la década de 1970, con las obras de restauración llevadas a cabo en el templo y la retirada del retablo que presidia el altar mayor, paso a presidir éste. En la actualidad y debido a su avanzado estado de deterioro, esperando una pronta restauración, se encuentra depositada en las dependencias parroquiales.

Pablo C. Torres Luis
Escultor y Graduado en Conservación y Restauración de Bienes Culturales.

Bibliografía:
Amador, P.F., Ávila, A., Barrio, J.L., Castro, C.J., Chinea, J.L., …, Viña, A. (2014). El antiguo Valle de Salazar en Tenerife y su iglesia de San Andrés. Homenaje a la profesora Constanza Negrín Delgado. (p. 205). La Laguna. Editor Carlos Rodríguez Morales. Instituto de Estudios Canarios.
Pareja, E.(com.) Y murió en la cruz. (Córdoba. Sala de exposiciones museísticas Caja Sur. 16 de octubre a 21 de noviembre de 2001. Sevilla. Museo de Bellas Artes de Sevilla. 4 de diciembre de 2001 a 5 de enero de 2002.). Córdoba, 2001. Publicaciones Obra Social y Cultural, Caja Sur.



1 comentario:

  1. El Cristo del Cegato es una preciosidad, siempre le he visto ese aire tan parecido al Cristo de La Laguna (quizás por la tez morena), pero tiene también rasgos de los cristos indianos. Pienso que una vez restaurado debería salir en procesión. Estaría más que justificado: es una talla antigua, hecha por un vecino de San Andrés, singular (no es de las hechas en serie), tiene el aliciente de ser milagrosa por haber podido ser terminada a pesar de ser su autor ciego, etc. Creo que debería ser colocada de nuevo en la capilla Bautismal y ser realizada una cruz adaptada para procesionar y que el Cristo salga a la calle. Si no sustituyendo al actual crucificado de la Buena Muerte en Semana Santa, sí podría salir en Vía crucis el Domingo de Pasión o Primer Viernes de Cuaresma. Actualmente San Andrés no tiene Vía crucis, Valleseco, Taganana, e Igueste sí. Incluso podría realizarse una nueva procesión en el pueblo que sería cada 14 de septiembre o el domingo siguiente como el Cristo de La Laguna, el de Tacoronte, el de Telde, etc (los cristos crucificados no solo salen en Semana Santa). Así podría celebrarse como el "Cristo del pueblo" o "Cristo de San Andrés". Podría hacerse un recorrido nuevo, lejos del centro del pueblo, llevando al Cristo al extrarradio del pueblo, a las periferias como dice el Papa Francisco, podría subir por la calle Rafael Folch You, donde están el instituto, el colegio y el centro de salud (por ahí no pasa nunca ninguna procesión), subir por la cuesta que hay entre el colegio y el instituto y bajar por la calle de la trasera de los institutos de vuelta a la iglesia. Así la gente que vivimos en esta zona "de la periferia", tendríamos al menos una procesión que pase cerca de nuestras calles (somos el sector del pueblo más alejado de la parroquia). Sea como sea, lo que está claro es que una vez restaurado la imagen debe de salir en procesión.

    ResponderEliminar

Un Blog se alimenta de tus comentarios. No te vayas sin dejar el tuyo.

ul {z-index: 200; padding:0 !important;} li:hover {position:relative;} #crosscol ul li {padding:0 !important;}